ngrok

No es tan complicado elegir un lector de libros

Veo a menudo a gente vacilar demasiado en la elección de un lector para comenzar a leer electrónicamente. En mi opinión, esto lo han complicado innecesariamente los mismos fabricantes ante la necesidad de mercado de tener que innovar para mantener al cliente siempre comprando más y más por medio de una especie de obsolescencia percibida “ah mi aparato pasó de moda, necesito el nuevo”. Esta es la respuesta estándar que le doy a la gente cuando me pregunta o pregunta en alguna clase de foro sobre el tema:

Un lector de libros (no una tableta, un lector de libros) es para leer literatura y punto, los famosos ebooks. Uno tiene que tener claro esto: no son para leer PDFs o comics (aunque a veces se pueden abrir) y no están diseñados para leer revistas (que también son revistas). La tinta electrónica es apropiada para mostrar texto e ilustraciones simples, nada más. La ventaja es que al no tener una pantalla retroiluminada no te afecta al dormir, la experiencia es más semejante a leer un libro de papel y además la batería dura bastante más (si haces un viaje corto puede que ni necesites llevar el cargador).

El Kindle y “los otros”

Los lectores tienen otras ventajas: Los archivos .epub (o si es un Kindle, los archivos .mobi) permiten tener toda tu biblioteca en el aparato (los libros son muy livianos). Mientras lees puedes escribir notas, poner marcadores, subrayar texto o consultar el diccionario y en algunos modelos permiten conectarse a internet desde el mismo aparato o reproducir audiolibros o música. También puedes agrandar la letra o modificar su apariencia a tu gusto.

La mayoría de los usuarios, sobre todo en América Latina, sólo conoce el Kindle (de Amazon) así que mucha gente te va a hablar sólo de ese aparato. El Kindle a diferencia de las otras marcas tiene ciertas peculiaridades:

  • Usa otro formato (mobi, que es un poquito más pesado)
  • No tiene memoria expandible
  • Depende de la interfaz de Amazon (la biblioteca se pueden administrar desde ahí, mandarte los mobi como correo electrónico para que lleguen directo al lector, etc)

Este control no le gusta a todo el mundo, pero otros lo consideran muy práctico. Existen otros que usan el formato más común que es el .epub y que normalmente tienen una entrada de memorias micro SD.

Consejos

En rigor cualquier lector de libros debería bastarse por sí mismo, sin embargo, revisa tus propios hábitos de lectura:

  • ¿Lees literatura (ficción o ensayo) a menudo o muy a lo lejos?
  • ¿Escuchas audiolibros?
  • ¿Estás dispuesto a comprar libros por internet? Mucha gente los piratea en todo caso pero este puede ser un argumento en favor de la kindle
  • ¿Tiendes a leer mucho de noche? Podrías necesitar un modelo con iluminación
  • ¿Tiendes a leer al aire libre? Quizás sería bueno buscar una pantalla que no refleje la luz

De nuevo, esto no es demasiado importante. En mi opinión, si tu lector no trae iluminación basta con encender la luz de la habitación como toda la vida. No gastes demasiado y si puedes conseguir un lector usado que funcione bien pero cueste la mitad, será una buena elección. Ahora, si te estás debatiendo entre un lector de ebooks y una tableta pero lees libros una vez al año, yo que tú priorizaba la tableta.

Algunas marcas

  • Papyre
  • Nook (de Barnes & Noble, tengo el Simple Touch. Mi única crítica es que es demasiado EE.UU.-céntrico.)
  • Nabuk (buena marca si vives en Chile)
  • Sony (dejaron de fabricarlos pero puede que te topes con usados)
  • Kobo (ligado a Rakuten)
  • Onyx

Varios de estos aparatos (como el mismo Nook) tienen Android y se pueden modificar las ROM, etc.

Espero que te sirva y si hay alguna duda o comentario que agregar, lo ponen abajo.